El Acuario Nacional Traslada a los manatíes Pepe, Juanita y Lupita a su hábitat natural, el mar.

Jueves, 17 Diciembre 2020

Así empezó el histórico traslado de Pepe, Juanita y Lupita a su hábitat natural, el mar.

Sábado 12 de diciembre.

Santo Domingo Este, R.D.- A las 7 de la mañana del sábado, Wanda García, Directora del Acuario Nacional, se presenta a supervisar los preparativos para dicha proeza histórica, donde pudo constatar el compromiso, entrega y pasión con que el personal de la institución que ella dirige asume los retos y desafíos.

El Director Técnico, Bienvenido Marchena, conjuntamente con la encargada de Planificación y Desarrollo, Altagracia Byas, validaron toda la logística y los equipos de bioseguridad del personal que estaría en la operación sin precedentes de nuestra vida republicana.

A las 4 de la tarde aproximadamente, el Ministro Orlando Jorge Mera, llega a las instalaciones del Acuario a supervisar todo el proceso para la ejecución del traslado, el Veterinario Francisco De la Rosa, da el diagnóstico médico sobre el estado de salud de los animales, los cuales están en óptimas condiciones para ser llevados a su nueva realidad.

A las 6 de la tarde, ya se sentía un ambiente tenso y fraguado de incertidumbre, como es de esperarse en un acontecimiento de tal magnitud. Sin embargo, todos estaban convencidos del nivel profesional de los actores principales en la operación histórica que colocará a la República Dominicana como un paradigma en la arena internacional en materia de rehabilitación y reintroducción de manatíes a su hábitat natural.

A las 10 de la noche, llegan 4 camiones y una grúa y se instalan cerca del estanque donde están los mamíferos, se rotula cada camión y se colocan las camillas y les son asignados un equipo de 5 técnicos para el seguimiento y control en todo el trayecto. De inmediato se realizan varios ensayos con la grúa y el personal designado para la maniobra, en los ensayos se puso de manifiesto valores como: trabajo en equipo, coordinación, liderazgo y control. Era una fuerza monolítica con un espíritu de compromiso y entusiasmo expresado a través de sus actitudes.

12 de la medianoche, se escucha una voz decir: ¡por favor los equipos hagan un círculo, tengo que decirles algo!, era la voz del Veterinario Francisco de la Rosa. En ese momento, como parte de la coordinación del traslado, Francisco instruye sobre las medidas de seguridad frente a cualquier eventualidad que surja con respecto a la salud y bienestar de los animales, se coordina el orden de la salida de la caravana.

Domingo 13 de diciembre.

A la 1 de la madrugada, las autoridades responsables mandan a vaciar el estanque donde están los 3 ejemplares mamíferos.

A la 1:40 de la madrugada del domingo, un grupo de valientes hombres y mujeres del Acuario Nacional y del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, inician los preparativos para sacar del estanque a 3 manatíes fuertes y saludables, para luego montarlos en los camiones equipados; 10 profesionales bajaron al estanque a sujetar y asegurar cada uno de los mamíferos. El coordinador de la grúa combinado con el operador, dirigían el proceso cuidadosamente, en algunos momentos se escuchaba la voz revestida de autoridad y control del coordinador: ¡pongan los tubos a la eslinga y que queden iguales ambos lados! ¡tenemos que asegurarlos bien! ¡no los amarren con sogas, tenga esta eslinga, es más seguro! ¡Baja la grúa un poco más, ahí está bien!

Dice uno de los muchachos que están dentro del estanque: ¡la primera que entre a la eslinga la sacamos! Entra Lupita y es sacada de inmediato y colocada en el camión.

Pepe, es un animal fuerte y poderoso, es un macho imponente que no muestra debilidad, con el hay que tener mucho cuidado, la parte instintiva del animal puede provocar cualquier accidente. Los profesionales están muy conscientes del poder de Pepe y se encargan de adoptar todas las medidas de seguridad para evitar un movimiento inesperado. Inician asegurar a Pepe para sacarlo y colocarlo al camión, una vez sacado es ubicado detrás de Lupita.

Juanita al igual que Pepe, es grande y poderosa, ella y Pepe son muy cercanos, todos podríamos entender que entre ellos hay una muestra de amor manifiesta. El equipo asegura a Juanita y empieza la maniobra para sacarla del estanque y colocarla en el último camión.

4 de la madrugada, salimos en caravana rumbo al destino final, Bayahibe, un patrullero policiaco liderado por un comandante, va despejando la autopista para evitar cualquier obstáculo en el camino, se adoptaron estrictas medidas de seguridad por parte de los miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa), la comunicación fue el buque insignia en esta operación.

6:30 de la mañana llegamos a Bayahíbe, inmediatamente iniciamos el protocolo para introducir a los manatíes al mar, bajo extremo cuidado y adaptando las medidas de acuerdo a la situación en que se encontraba cada animal.

La prensa luchaba por obtener su mejor toma, capturando con el lente cada mínimo detalle de esta extraordinaria operación, como es natural en un evento de tanta relevancia nacional e internacional.

Bajo un mar de emociones y lágrimas fuimos testigo de esta segunda oportunidad de Pepe, Juanita y Lupita, con éxitos logramos regresarlos a su verdadera casa.

Pero esto no queda aquí, el trabajo continua y los manatíes estarán monitoreados y supervisados por el personal técnico del Acuario Nacional, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y FUNDEMAR. Diariamente estamos observando sus movimientos, comportamiento, respiración y alimentación, hasta confirmar su adaptación por completo en vida libre.

Los manatíes son una especie en peligro de extinción, es por esto que contamos con tu apoyo para que puedan reproducirse y vivir de manera tranquila y segura. Debemos protegerlos, cuidarlos y velar por su bienestar ahora que se encuentran al cuidado de todos.

¡Es importante que cada persona se apodere y se convierta en defensores y guardianes de estos!

 

Autor: Relaciones Públicas.

Foto: Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.